La verdadera utilidad del voto nulo.

¿Anulaste tu voto? ¿Escribiste un gran “¡Chinguen todos a su madre!” en tu boleta?

¡Felicidades! Puedes recoger tu medalla al mérito cívico en la salida. Tambien pasa a recoger tu cerebro.

Si fuiste de los que voluntariamente decidieron “no regalar” su voto en estás elecciones, por que, justificadamente, te opones a que los partidos sigan lucrando con nuestro sistema político, acabas de regalarle 192 pesos a esos mismos partidos.

Específicamente: 1
41.28 al PRI.
34.75 al PAN.
26.58 al PRD.
13.30 al Vende Verde.
11.60 a PT. 2
11.10 a Nueva Alianza. (¿Que habrán hecho con la Vieja Alianza?)
11.05 al Movimiento Ciudadano
3.60 para que el Peje siga su sueño de jer prejidente lejitimo oooootra vez.
7.20 a los demás.

Y solo .60 a los “independientes”.

¿Como llegamos a esta cifra?

Si tomamos el presupuesto del 2015 del INE para los partidos (Es decir, el dinero que el Instituto NACIONAL Electoral asigna única y específicamente a repartirse entre los partídos políticos, para su funcionamiento y “promoción”) 3 y lo dividimos entre la totalidad de la lista nominal a nivel nacional (es decir, el total de los ciudadanos registrados y en capacidad de votar), nos da 64.10 pesos exactamente.

Desde luego, las elecciones son cada 3 años, así que multipliquemos esa cantidad por 3.

Cada votante aporta 192.30 al sistema político mexicano, por cada período electoral. Y esto solo representa el dinero que tu pones para que tus heróicas instituciones democráticas puedan continuar con la gloriosa labor de teñir nuestro sagrado territorio con los tintes de libertad y justicia. 4 A eso agrégale lo que cuesta el mismo INE (con presupuesto de higiene étnica incluido), el dinero que Televisa y TV Azteca reciben por transmitir spots promoviendo el voto (ya sabes, anuncian el voto como un producto, para asegurarse que cuando vayas a la tienda no compres de otra marca de votos), o lo que se gastan en montar casillas y entrenar funcionarios. Tu IFE, perdón, credencial del INE, es por cierto, lo más barato. Le cuesta al país menos de 50 pesos el documento que te permite entrar al antro y rentar películas porno en el videoclub de la esquina. 5

Si lo vemos en términos de votantes, el castigo del INE al Verde por esos horrendos anuncios donde Maite Perroni te dice que te van a poner inglés y computadoras en escuelas que no tienen techo ni electricidad que te tienes que chutar a la de a huevo cada que vas a Cinépolis, fué de solo 6183 votantes. 6

¿Esas fiestas con juegos de azar y mujerzuelas de los dirigentes del PRI? el presupuesto era de solo unos solo unos 728 votantes al mes.

"Gracias por los votos pendejo."

“Gracias por los votos pendejo.”

Mientras tanto, candidatos independientes y “ciudadanos” como Jaime Rodriguez, de NL, famosamente recibieron solo 300 mil pesos, unos 1560 votantes, para sus campañas. Conozco chicas que tienen más seguidores en Twitter que eso.

Este dinero se reparte entre TODOS los partidos utilizando un esquema basado en porcentajes. Es decir, si todos nos pusieramos de acuerdo y NO votaramos, las elecciones no se anularían, en parte por que la ley no previene ninguna acción en caso de que en una casilla no se emita ni un solo voto, 7 y en parte, por que nunca falta el pendejo incapaz de pensar por si mismo que hace las cosas solo por que piensa que es lo que se supone que debería de estar haciendo, para sentir que su vida tiene un propósito. No solo es imposible anular una elección solo por que pocas personas votaron, si no que el resultado sería decidido por esas 3 o 4 personas que si votaron de todas formas por que “es su deber y obligación”. El mismo tipo de imbéciles que siempre preguntaban “Maestra, ¿no va a dejar tarea?” 5 minutos antes de que terminaran las clases en un viernes.

Supongamos que en todo el país solo hubiera 100 de estos imbéciles. Siguiendo las encuestas anteriores, 32 votarían por el PRI, 25 por el PAN, 22 por el PRD, y así sucesivamente. Entiendes mi punto. La lana se reparte usando el porcentaje de los votos que SI se utilizaron y si contaron. Los votos nulos, tachados, o las abstenciones no cuentan. Si todos votáramos por Batman, Batman no podría ganar la elección por que Batman, al igual que el certificado de estudios de Peña Nieto, no existe.

Desde luego, los partidos se van a la segura. Un acarreado cuesta menos de 500 pesos. Al igual que los servicios de jardinería mexicana en el sur de California, cuando hay algo que tu no quieras hacer, siempre habrá alguien dispuesto a hacerlo por menos. Por solo 500 pesos, más quizá el costo de un par de tortas y refrescos (a lo cual no me opongo, si van a estar explotando gente, lo menos que pueden hacer es darles algo de comer…) se aseguran un voto que vale más que todos los votos que no se emitieron, se anularon, o se fueron para el Candigato Morris, el Dr. Simi, o Tin Tán. Lo veas desde donde lo veas, es un ofertón.

Pero no te apures. No todo el dinero de los partidos viene del INE. También desvían, shalala, fondos de municipios, estados, o instituciones, pasan charola entre sus miembros (esas plurinominales no son de a gratis), o simple y llanamente, intercambian puestos en sus bancadas (ya sabes, “tus” representantes…) por prestaciones económicas o en especie.

  1. Escribí esto el domingo por la noche, antes de tener a la mano el dato de los conteos preliminares. Utilicé las cifras de las elecciones anteriores para fines de este artículo.
  2. Al terminar el conteo de votos el PT perdió su registro. ¡Muy bien México! Ahora vamos por el Verde.
  3. Por cierto, para los que no se dieron cuenta, de un plumazo y sin que nadie dijera nada desaparecieron unos 30 años de tradición democrática del IFE (el cual desarrolló un modelo de procedimientos electorales democráticos que fué copiado por otros países en transición de modelos dictatoriales a modelos democráticos). Y si su respuesta es “No es nada, es solo un cambio de nombre”, vayan y cuéntenselo a Bruce Jenner…
  4. Oferta no válida en Cherán, Michoacán, Tamaulipas, San Cristóbal, Guatemala, o cualquier otro territorio donde valga madre la autoridad del gobierno mexicano.
  5. Por cierto, nunca me pidieron mi IFE-INE para ninguna de las dos cosas
  6. No te preocupes, repartido entre todos, tu solo aportaste una fracción de centavo. Aprende a tu abuela, ella puso toda una gallina para que Lazarito Cárdenas comprara el petroleo mexicano a esas diabólicas empresas que explotan a los trabajadores y contaminan el país mientra sus directivos gozan del lujo y la comodidad que les permite su monopolio… Espera ¿de quién estabamos hablando?
  7. En cambio, lo que la ley dicta es que, en caso de duda de la “validez” de los votos de esa casilla, la casilla se anula. Es decir, no cuenta NI UNO SOLO de los votos de esa sección. Un apartado muy útil cuando eres un partido con poder económico, influencia sobre sectores de la población sin estudios y acostumbrados a resolver los conflictos valiéndosede sus capacidades físicas a chingazos

2 thoughts on “La verdadera utilidad del voto nulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *